Suéltalo

Por Miroslava H. Mendoza

Soltar duele. ¿Y sostener lo insostenible?

Hace poco leí algo que me ayudó mucho y espero que a ti también te ayude. Te compartiré mi experiencia.

“Nunca habrá un momento donde la vida sea simple. Siempre habrá tiempo para practicar la aceptación de esto. Cada momento es una oportunidad de dejar ir y sentirte en paz. “

La aceptación y el dejar ir van de la mano. A veces pasamos por cosas que nos cuesta aceptar, nos cuesta enfrentarnos a ellas y muchas de las veces lo que nos impide dejarlas ir son el miedo, la incertidumbre o el esperar que las cosas vuelvan a ser como antes.

Cuando nos ocurren sucesos en los que sorpresivamente nuestra vida cambia por completo, nos cuesta enfrentarlo y aceptarlo. Sufrimos porque no queremos ese gran cambio en nuestra vida y pensamos en lo que un día fue, lo bien que estábamos tiempo atrás y no nos damos la oportunidad de demostrar que tan capaces somos de enfrentar las situaciones más difíciles que se nos presentan. Nos da miedo el futuro, pero ¿cómo sabremos que nos deparará el mañana si no le damos una oportunidad? Si no soltamos el pasado ¿cómo podremos seguir adelante? ¿Cómo podremos presenciar de que somos capaces? Soltando es como podremos apreciar las oportunidades y nuevas experiencias que nos tiene preparado ese nuevo camino al que nos ha llevado la vida y sus conexiones.

“La vida solo puede ser comprendida mirando atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante” Soren Kierkegaard.

Cada vez que nos ocurre algo que no nos está brindando felicidad, paz y estabilidad tenemos tres opciones, cambiarlo, aceptarlo o removernos de la situación si es posible. Estas acciones nos traerán paz, aferrarnos a la amargura y a la negación jamás lo hará.

El dolor te abandonará, cuando tú lo abandones. – Jeremy Aldana

A veces sentimos que no progresamos, que no avanzamos. Que estamos estancados en cierta situación o que no somos realmente felices, y es porque no hemos soltado realmente lo que un día vivimos y no hemos aceptado lo que estamos viviendo.

El truco aquí es aceptar todo lo que venga, sea de nuestro agrado o no. Tenemos que aceptarlo para poder enfrentarlo y dejar esos pensamientos de angustia y esos innecesarios cuestionamientos de ¿Por qué a mí?

Lo que pasa en nuestras vidas no es porque soy yo Miroslava o eres tú, solo son consecuencias de nuestras decisiones y de las decisiones de las personas que son parte de nuestro entorno, ya que la vida se resume en estas conexiones, mis decisiones afectan a los cercanos a mí y así sucesivamente. La vida solo es eso , Vida, dejemos de maldecirla pensando que es injusta cuando la adversidad nos ahoga, eso es solo una excusa para no enfrentar lo que vivimos o estamos viviendo.

Cuando logras soltar todo eso que hace peso muerto, esos cuestionamientos y sentimientos de rencor y amargura y empiezas a aceptar lo nuevo que te ha traído la vida y el universo tu corazón se vuelve más ligero. Logras sentir estabilidad y paz mental porque una vez que dejas ir el pasado, y afrontas el presente tu alma se vuelve fuerte y logras salir adelante.

Es impresionante la fuerza que tenemos los seres humanos para enfrentarnos a las dificultades y superarlas, pero para obtener esta fuerza hay que dejar ir, hay que soltar eso que nos debilita.

Eckhar Tolle nos dice que creamos y nos quedamos estancados con los problemas porque eso nos da sentido de identidad. Tal vez eso explica porque a veces nos aferramos tanto al dolor después de que ya nos dejó su enseñanza.

Hace unas semanas, estaba pasando un mal rato, el pasado me hizo una visita y perturbo mi paz; más bien yo dejé que me intranquilizara. Me ocasionó una guerra mental y emocional que consecuentemente hizo que estuviera de mal humor. Pero como siempre el universo, la vida, Dios o como quieras llamarle están ahí para recordarme lo que ya se.

Por azares del destino ese día consulté mi correo electrónico y vi que tenía una notificación de “Mente en Letras”. Alguien me había mandado un e-mail hablando sobre mi blog, en resumen la persona me agradecía el que yo me abriera completamente al mundo sin importar lo que los demás pensaran y que el que yo hiciera esto le daba la seguridad para también atreverse.

Mi cara cambio instantáneamente, en mi rostro se dibujó una enorme sonrisa y derrame una que otra lagrima, por estar viviendo en el pasado a veces dejo de percibir lo bueno e increíble que es el presente. Las nuevas oportunidades, las nuevas personas, las nuevas experiencias. Todo eso en conjunto hacen que la vida aunque está llena de altibajos nos permite crear conexiones increíbles que al final del día nos hacen sentir felices y agradecidos.

Porque una vez que sueltas, logras ver que la vida no es tan oscura como a veces solemos verla y siempre habrá la oportunidad de un nuevo amanecer.

Suéltalo todo, suéltalo ya, que hay mil cosas nuevas por vivir, infinidad de lugares y personas que conocer.

Solo hay que soltar lo que un día fue, aceptar el cambio y adaptarse a la nueva realidad.

Después de todo hay belleza después del sufrimiento.

Aprende a dejar ir, sin luchar, sencillamente dejándolo ir, ser precisamente como se es, sin aferrarse, sin apegarse, libre. Ajahn Chah

Un comentario sobre “Suéltalo

Agrega el tuyo

  1. Hoy necesitaba leer estas palabras y aquí las encontré expresadas de forma tan profunda, cordial y comprensible, que de pronto respiro con más calma y creo que leerlo de nuevo de cuando en cuando me hará aún más bien. Gracias Miroslava.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: