Un minuto en silencio

Un minuto en silencio, cierro mis ojos, el corazón palpita lento

Exhalando cada pensamiento, se van flotando como nubes en el cielo

Sin decir nada, siento la sangre que fluye por entre mis venas,

Serena, para contemplar la existencia y todo lo que a mi ser rodea

Un minuto en silencio para despojarme de la realidad

Para desanclarme de mis deseos banales

salirme del planeta y nadar por entre las estrellas

Una inconmensurable constelación

Mi dulce y eterna perdición.

Un minuto en silencio, para saber que aun existo,

que sigo viva y que no existe el nebuloso vacío

Con los ojos cerrados , con el corazón abierto

la desnuda esencia y el alma expuesta

Un minuto en silencio

para sentir que no me falta el aliento

que todo es tranquilo, que todo es un proceso

que habito en esta piel que es armadura y sustento

que lleva en ella cicatrices, un hermoso armamento

envuelta en caricias que iluminan las fisuras que el sentir

me ha dejado mientras camino en la inmensidad infinita

Un minuto en silencio para saber que aun respiro

que el mundo en el que vivo no siempre es frío

que solo basta un minuto en silencio para recordar

que esta boca está hecha para dedicarte un millón de versos

que solo basta callar para contemplar tú divino ser

para perderme en las grietas de tu cuerpo

para enloquecer.

– Miroslava H. Mendoza

2 comentarios sobre “Un minuto en silencio

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: